viernes, enero 08, 2010

Caracas se reunió y mandó a parar...


Dos derrotas seguidas fueron suficientes. Ayer la cueva del Caracas se reunió antes del encuentro y prometió jugar con intensidad, al punto de cortar la pequeña mala racha y convertir a los capitalinos en la primera divisa con cinco victorias en esta postemporada.

El final fue la anécdota: Luis Maza descargó un brutal roletazo con corredores en primera y segunda, que el antesalista Mario Lissón no pudo manejar, permitiendo a Hernán Iribarren embalarse hasta el home con la carrera de la victoria, que dejó en el terreno a las Águilas, anoche, 4 por 3 ante los Leones en el estadio Universitario.

Lo más importante ocurrió casi cinco horas antes del error de Lissón ante ese batazo tan difícil de manejar, por su contundencia. Las caídas contra Margarita, el martes, y La Guaira, el miércoles, sacaron a los felinos de la punta y mostraron un rostro desconocido de la divisa.

"Se puede ganar o perder, pero el juego contra los Bravos no me gustó", señaló el presidente de los metropolitanos, Luis Ávila. "No fue el mismo equipo que la noche antes le ganó un encuentro casi épico al Magallanes".

En la cueva, al parecer, tampoco gustó. Y el resultado de esa reflexión fue una escuadra que ayer casi no dio ventajas y aprovechó los fallos del rival, para vencer con un brillante desempeño de ocho innings por parte de Gustavo Chacín, primer abridor melenudo que llega tan lejos esta campaña.

"Nos reunimos para hablar de lo que había pasado", contó Órber Moreno, quien se llevó la victoria, tras retirar el noveno episodio. "Nos dijimos que debíamos dar lo mejor de nosotros y jugar con mayor intensidad. Y eso se vio en el terreno".

Caracas se fue arriba con jonrón solitario de José Castillo en el segundo, pero un error de José López y un sencillo impulsador de Ernesto Mejía voltearon la pizarra con dos marcas en el tercero.

Jim Brower, abridor de los zulianos, permitió dos carreras con wilds, en el quinto y el sexto, dándole la igualdad, primero, y luego la ventaja, a los caraquistas. Un vuelacercas de Alex Romero en el séptimo volvió a equilibrar la partida y dejó la decisión para la parte final del choque.

El manager Dave Hudgens lo resumió en pocas palabras: "Fue un gran juego". Y agregó, con justicia: "Chacín era todo lo que necesitábamos".

El zurdo se ha convertido en el stopper de su novena. En sus últimas seis presentaciones, tres de ellas en la semifinal, tiene marca de 4-0, con 2.62 de efectividad en 37.2 innings.

Más importante aún, anoche le dio descanso a un bullpen que debió relevar el miércoles a partir del segundo acto.

"Salí mentalizado para ir lejos", admitió Chacín. "Pude salir rápido de los innings, mezclé mis pitcheos y tuve la ayuda de mis compañeros a la defensiva".

El producto de todo fue la vuelta al primer lugar, con la derrota de los Navegantes en Margarita. Caracas, lo dicen sus peloteros, está de vuelta.

cortesía Ignacio Serrano el-nacional.com

1 comentario:

Euroactiva dijo...

Hola, queria invitarte a que agregues tu blog a planetavenezuela.com.ve
es un directorio de webs y nos gustaría que estuvieras.
saludos

Diego